Loading...

El impresionante paisaje subterráneo de Cantabria

Inicio/Noticias/El impresionante paisaje subterráneo de Cantabria

El subsuelo de Cantabria es uno de los tesoros por descubrir de la región que, con más de 10.000 cuevas catalogadas, permite disfrutar de experiencias y sensaciones singulares. Parte de estas cuevas son visitables para el público en general, otras, requieren un mínimo grado de especialización.

Una de las zonas donde hay mayor concentración de cuevas es la comarca del Asón-Agüera, donde nos encontramos en torno a 6.000, a veces dispersas y otras unidas entre sí, que componen una enorme riqueza subterránea. La cantidad y calidad de sus cuevas han hecho que esta zona sea conocida internacionalmente ya que en ella se hallan algunos de los mayores sistemas subterráneos de España. Podemos encontrar la cueva más grande de España con casi 150 Km de galerías, el segundo pozo más grande del mundo y el primero de España con más de 430 m de caída vertical y la cuarta sala más grande en volumen del mundo, primera de Europa y España (podría contener el museo Guggenheim y aún le sobraría espacio; mide aproximadamente dos campos de fútbol).

La red de cuevas visitables conforma un circuito de cavidades en las que es posible adentrarse con guías profesionales, ya que existe una amplia oferta de empresas de turismo activo en la zona que ofrecen estos servicios a cualquier persona independientemente de su forma física, edad o experiencia. Hay cuevas para todo tipo de visitantes, desde horizontales aptas incluso para niños y personas mayores, hasta otras en las que hay que salvar tramos con rápel. Cada uno puede elegir el grado de dificultad de la excursión.

Entre las más de 6.000 cuevas de la comarca del Asón, existen infinidad aptas para el turismo activo, destacando Coventosa, Cayuela y Fresca. Un paseo por ellas nos descubre la cara oculta de Cantabria a través de intrincados pasadizos, profundos pozos y paredes que parecen esculpidas por auténticos artistas.

Y casi en el punto opuesta de la región, nos encontramos con otro tesoro subterráneo de Cantabria: la cueva de El Soplao, uno de los recursos turísticos más sorprendentes y singulares de Cantabria. Considerada como uno de los grandes tesoros subterráneos a nivel mundial, ha sido calificada como la catedral de la espeleología. La cueva, situada entre los municipios de Herrerías, Valdáliga y Rionansa, constituye una maravilla espeleológica a nivel internacional, con grandes superficies tapizadas de aragonitos, helictitas, pisolitas gours, estalactitas, estalagmitas y excéntricas, que provocan todo un juego de luces y sombras, sensaciones y olores. Todo un lujo para los amantes de las bellezas subterráneas que descubrirán en esta cavidad lo caprichosa que ha sido la naturaleza y, por supuesto, también la mano del hombre que ha intervenido en la orografía de la cueva a lo largo de décadas para aprovechar su riqueza minera.

2017-01-17T09:13:41+00:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies